23 dic. 2015

Bitácora del sueño.

Esta va a ser una entrada desastrosa. Ahora mismo, mi capacidad para sentarme en una computadora está prácticamente encasillada a escribir, escribir y escribir, por ende mis ideas están un poco dispersas respecto a expresarme con el mundo exterior, así que espero no ser tan incoherente aquí.

Hace exactamente tres meses hice un anuncio en el que iba a dedicarme a escribir hasta fin de año. Bueno, estamos a fin de año, por ende, estoy más que complacido de revelar que ya está terminado el manuscrito de mi libro, uno del que no me apeno decir, estoy muy orgulloso. Si bien es apenas el primer borrador (porque todavía faltan varios meses de correcciones) para mí es como ver cumplida la primera etapa de uno de mis sueños más anhelados. 

Muchos podrán decir que escribir un libro en tres meses (y vaya libro, ¡Son casi 600 páginas!) es ridículo, ¿Qué buena historia puede surgir de un tiempo tan corto? la verdad es que esto es algo que vengo cocinando desde hace casi cuatro años, algo que se ha plasmado hasta en mis obras y que ya era tiempo de darle vida con tinta, así que prácticamente, la historia se escribió sola.

Mi escritorio, mi horario, mi organismo, mi vida laboral, ¡todo está hecho un desastre! pero no por desesperación, sino porque no he escatimado esfuerzos para llevar a cabo este sueño. Creo que no tengo palabras para describir el amor y la dedicación que he puesto en este libro, tanto así que próximamente voy a desplazarme al lugar donde se lleva a cabo toda la historia para poder hacer más fieles los detalles de la narración, por ende puedo asegurar que he hecho lo posible para hacer de este libro algo creíble.

Y ahora, creando este mundo, soy capaz de decir que jamás había sido tan feliz.

Sólo quería dedicar una pequeña entrada para decirle a todas esas personas que tan amablemente han estado al pendiente de mi y de mi proyecto, que las cosas van tomando rumbo y muy pronto, estará totalmente listo para buscar una oportunidad de ser publicado. Si bien, sé que esto puede tomar años (o bien, nunca lograrse, ya que tengo entendido que el tipo de temática que manejo es... complicada de digerir), creo que nada podrá igualarse a la satisfacción de ver que, después de once años de escribir en las sombras, finalmente llevo a cabo otro de mis grandes anhelos, que es crear mi propio universo literario.

En cuanto esté listo el manuscrito final, empezaré a publicar un poco sobre de lo que va a tratar, pero de momento, prefiero tener todo oculto bajo el agua por si en algún momento, ocurre algo inesperado. Agradezco enormemente todo su apoyo, las obras artísticas volverán, pero por ahora, estaremos con la nariz en el teclado. ¡Saludos y felices fiestas! 



21 sep. 2015

Punto y aparte para este año.

Hace algunos meses había publicado una entrada donde di a conocer mi pasión por la escritura y mis deseos de por fin poner en marcha varios libros que tengo planeando desde hace más años de los que tengo descaro de admitir. Debido a mi continuo trabajo de diseñador independiente y a la par de la jornada laboral diaria, mis proyectos literarios no han podido crecer tanto como me esperaba para estas alturas del año.

Me encuentro particularmente frustrado por ello, ya que si hay algo con lo que he soñado desde que tengo catorce años, es escribir el libro que tantas ganas he tenido de leer. Cada vez pienso que he descuidado mucho una parte muy importante de mi, que si bien me conforma de manera equitativa con mi trabajo visual, siento que si no saco esto de mis venas, habré cometido un gran error. 

Los meses corren y realmente me entristece ver que mis libros no avanzan a pesar del paso de los años, y por ende he tomado la decisión de dedicarme exclusivamente a escribir unos meses. Estoy ahora cerrando proyectos y concretando trabajos para poder dejar el camino libre a esa parte espiritual mía que tan hambrienta se ha quedado por tanto tiempo, lo que significa que no me enfocaré en realizar nuevas piezas por lo que queda del año. Tal vez suba alguna en un fuerte momento de inspiración, pero por ahora lo dejaré por descontado.

No descarto realizar exposiciones con obras que ya tenga elaboradas, así que si hay algún espacio interesado en que lleve mi trabajo visual a sus galerías, con gusto pueden contactarme.

Por un rato me estuve engañando, diciéndome que podía y que TENÍA que hacerlo todo, porque al fin y al cabo me quise convencer de que hacer obras, escribir, diseñar y trabajar eran actividades que podía hacer a la perfección. A la vez. 

Pero después de tantos meses, con frustración me doy cuenta de que no es así. Necesito que todo respire, pero a su ritmo y dándole su espacio. Realmente espero concretar por lo menos uno de mis libros de aquí a Enero, y en caso de que eso se llegue a realizar, con gusto estaré compartiendo detalles al respecto. Agradezco enormemente a todos los que me han apoyado a lo largo de mi trayecto, vienen cosas muy buenas y diferentes, así que no pierdan contacto :)

Mis redes sociales seguirán abiertas. Podemos ponernos en contacto a través de facebook, twitter, instagram y tumblr, para los que gusten :)

26 ago. 2015

Artista y diseñador

Hay algo que se nos deja muy en claro a los estudiantes de diseño gráfico desde los primeros días en los que comenzamos la carrera: el arte y el diseño son cosas completamente distintas, y vamos, si uno se pone a reflexionar un poco esto resulta sumamente evidente, pero el hecho de que sean dos cosas distintas no significa que un artista no pueda ser diseñador o viceversa.

Por ende, uno de los grandes retos de mi vida siempre ha sido el lidiar con éstas dos profesiones, por así decirlo. Confieso que nunca pude aprovechar al cien por ciento mis estudios universitarios en diseño, ya que siempre opté por darle más relevancia a mi obra artística. Solía faltar bastante a clases ya que me iba a dar exposiciones o conferencias a otros estados, y muchas veces no tenía dinero para imprimir mis tareas ya que prefería invertirlo en las impresiones y montajes de mis cuadros. Afortunadamente, mis padres siempre me apoyaron en el hecho de que le diera prioridad a mi obra que a mi licenciatura, por ende siempre tuve mucho respaldo en ese sentido, pero eso no cambia el hecho de que pude haber pulido un poco más mis habilidades de diseño durante el transcurso de mi carrera, ya que tuve que hacerlo cuando conseguí un trabajo fijo como diseñador en un despacho. 

El hecho de que siempre le de proridad a mi obra artística (ya que esto es lo que realmente amo hacer), no significa que no me guste diseñar. Por el contrario, cuando diseño algo que le gusta tanto al cliente como a mí, siento una satisfacción casi parecida a la que tengo al terminar un cuadro, por ende nunca perdí la visión de representarme como diseñador gráfico.

Desde el año pasado estuve tratando de sacar adelante un proyecto para mantener separado mi arte de mis diseños por encargo, así que creé la empresa "Moontales", una página en facebook y marca donde estuve subiendo varios de mis trabajos, con la finalidad de darme a conocer en ese rubro. 



Personalmente, siento que ésta decisión fue más estresante que enriquecedora, debido a que constantemente me sentí en la necesidad de hacer algo de muy alta calidad para presentar en el portafolio. pero raramente me encontraba con el tiempo para hacerlo y lo dejaba abandonado por meses. Hace poco intenté reavivarlo de nuevo gracias a que pude culminar mi logotipo, pero me di cuenta que no tenía sentido.

¿Para qué empezar de cero con una empresa nueva, si Mariana Palova ya habla por sí mismo? Creo que, aunque mi trabajo artístico y mi profesión como diseñador gráfico tienen finalidades totalmente distintas, siguen formando parte de una misma cosa, por ende ya no le vi la funcionalidad al tener las cosas separadas. Tomé la decisión de no eliminar, sino fusionar Moontales con Mariana Palova para mostrarlo como un ente único. Creo que es lo más práctico y adecuado para mi tiempo y mi salud mental, y por ello estaré subiendo al álbum de diseño gráfico mis trabajos selectos de éste rubro. 

Quiero abrir esta etapa con el trabajo hecho para la banda RHUM, de Aguascalientes, el cual consistió únicamente en la creación de la obra para el disco y no el diseño y acomodo de los paneles. El proyecto fue realizado en el 2014, pero está siendo distribuido recientemente. He aquí un par de variantes realizadas en el desarrollo del producto:


Y el trabajo final:


Estoy abierto a cualquier tipo de trabajo a comisión (retratos, obras personalizadas, diseño discográfico, fotografía, imagen corporativa, etc...) así que, para requerir cotizaciones basta con escribirme a: design@marianapalova.mx


18 ago. 2015

Símbolos que deben ser revelados

El motivo principal por el cual los antiguos alquimistas utilizaron símbolos abstractos para explicar sus procesos e investigaciones, fue para que los "ignorantes" e impuros no fuesen capaces de entender sus elaborados estudios ni la grandiosidad de aquellos pasos que, frenéticamente, practicaban para llegar a la divinidad. Si bien, la alquimia como práctica actualmente no ayuda en absoluto a la ciencia, posiblemente como método de meditación (como me sirve a mí como artista) pudo haber sido más revelador.

Por ende, mucho del trabajo que ellos realizaban ha quedado perdido gracias al complejo afán de que sólo existiesen unos pocos elegidos para entender sus artes y éste argumento es, por mucho, uno de mis grandes conflictos con el ocultismo, ya que es un prejuicio me parece por demás bruto y más ignorante aún que aquella gente que los alquimistas deseaban evitar. Es extraño que hoy en día exista éste método entre los ocultistas modernos.

Personalmente me opongo a dejar en penumbras a las personas que bien podrían obtener un beneficio al conocer la simbología de una obra o un tratado cultural, porque a fin de cuentas, esto es una forma de transmitir conocimiento, y cualquier evasión para darlo a entender me parece hasta anti-progresista.

Me parece absurdo que, una vez que he tratado de plasmar una compleja simbología en una obra, el significado de la misma quede a lo oculto más de lo necesario, que sólo sea una imagen que transmita un primer paso de asombro, pero que no provoque un entendimiento más allá de la mera suposición del espectador.

De vez en cuando me doy a la tarea de explicar el simbolismo de mis obras, que si bien, no siempre tengo el tiempo de hacerlo públicamente, la apertura que tengo para que cualquiera aclare sus dudas o pregunte el significado de cada cosa es extremadamente amplia. Creo que esto aplica en mi caso particular ya que utilizo mucha simbología que proviene de la alquimia o la antigua iconografía del siglo XVI y tiene significados específicos en la armonía de mis obras.

Por ende quisiera empezar con un símbolo sencillo, pero que conforma ahora una unidad en cuanto a la representación de mi trabajo artístico:


Ya había comentado antes que siempre me ha costado mucho encontrar un signo que me identificase. No quise llamarlo logotipo, porque esto representa más mi obra que mi trabajo como diseñador gráfico, pero igual tengo planeado utilizarlo para ambos fines.

Esencialmente, el símbolo representa un ente. Se compone de dos partes; la primera es lo visible, lo material o lo exterior, por ello, los símbolos se colocan en la parte superior, elevados a la vista, por así decirlo "en el cielo".




Y la parte restante es la invisible, lo espiritual o lo interior, motivo por el cual se coloca "bajo tierra", fuera de la periferia, ya que es allí donde reside lo impalpable.


Para que se pueda comprender mejor la "elevación" del símbolo, comenzaré por explicar la parte interior del mismo:

 Ésta parte inferior se compone de dos símbolos, primero el oro o el Sol, lo masculino. Se encuentra en la raíz del símbolo ya que representa mi parte masculina, que si bien es la que se encuentra más oculta a la vista, es el corazón de mi esencia.

 En algunas interpretaciones, éste símbolo significa la dispersión de los caminos, el viaje o las transiciones, por lo cual, para referencia personal, lo he traspolado al significado de las experiencias o el encuentro con los distintos tipos de inspiración que he encontrado a través de mi vida.

     Al final, la parte superior se compone de dos símbolos. El primero es la descomposición, es decir, cómo después de mezclar el espíritu o el corazón del mismo con las experiencias que me han formado como ser, las interpretaciones toman lugar para dar paso a lo finalmente visible o plasmable.

"La luna", que es lo femenino, la plata alquímicamente conocida, concepto que he trasladado para representar el cuerpo femenino al que pertenezco y que no puedo cambiar, la entidad de carne que todos pueden ver incluso en algunas de mis obras. 

Todo finalmente es un proceso, utilizando el símbolo en conjunto como una retorta para plasmar de una forma más metódica mi trabajo artístico. 

24 jul. 2015

Límites necesarios


Creo que todos los artistas (o casi todos) nos sentimos enormemente agradecidos cuando recibimos publicidad gratuita, ya sea de personas que suben nuestra obra en sus blogs recomendando nuestra obra o como acompañante de alguna pieza literaria o ensayo que ellos escriben, cosa que para mí es enormemente aceptable siempre y cuando se dé crédito por ello y no se lucre o imprima.

Pero también creo que hay ciertos límites respecto a ésto y considero importante que sepamos quién está publicando libremente nuestro trabajo y bajo qué motivos, y para darle un poco de consistencia a el por qué de pronto me ha preocupado, aquí viene mi caso:

En estos días en los que me he puesto a escribir un poco más y remodelar el blog, tuve la curiosidad de meterme a las gráficas de tráfico que están disponibles para los moderadores, cosa que siempre me permite ver de qué sitios o páginas web llegan más visitas (Es decir, a través de facebook, twitter, etc...). Gracias a ello, me di cuenta que recientemente, una gran cantidad de entradas provenían de un blog muy en específico el cual había estado promocionando mi trabajo últimamente, apoyando varios textos y siempre dándome crédito por ello

Hasta ahora todo parece bien y muy conveniente por el aumento de correos que estuve recibiendo con interés respecto a mi obra, pero el problema que yo tuve con esto es que el blog se trataba de un sitio que promueve la antivacunación. Llegué a la pronta conclusión que lo más prudente y coherente (siendo que  yo considero anti ético el no vacunar a las personas), era que no se me relacionase a mí o a mi obra con ese tipo de movimientos.

Escribí a la persona encargada del sitio y tras un intercambio de correos (y propaganda incitándome a cambiar de idea) finalmente mis imágenes y los créditos fueron removidos del blog, aunque no de muy buena gana y dejando en claro que lo que yo hacía sólo me traería desventajas.

Para muchos puede parecer una exageración o inclusive una tontería, ya que hay casos de marcas y personas reconocidas que aún cuando trabajaron bajo causas poco éticas, su obra o producto continúa con prestigio, ejemplificando, los uniformes nazis que fueron diseñados por Hugo Boss. Pero a pesar de ello, considero importante que sepamos no sólo cómo mover nuestra obra, sino dejar claro a quienes disfrutan de ella el tipo de personas que somos que, si bien el trabajo por sí mismo hace su parte, siempre puede existir una apertura a la incongruencia. 

No es tan gratificante tener publicidad gratis si a cambio, te vuelves en contra de las cosas que crees y esto es, a mi parecer, uno de los males más complicados en los que los artistas o músicos tenemos que enfrentarnos día a día.




23 jul. 2015

Un Andrógino emocional.

Creo que hasta la fecha, nunca me di el tiempo de hablar un poco sobre ésta pieza en particular y el extraño significado que contiene, al menos para mí. Al hablar de un andrógino, no intento explayarme en el ámbito sexual en el que comúnmente se relaciona el término, que si bien hay algo de ello, no es precisamente el tema principal de la obra.

Como introducción, pienso que siempre he sido una persona que ha tenido mucho conflicto para encontrar su "personalidad", lo que me ha llevado a interesarme por muchas cosas a través de mi vida que, tarde o temprano, parecen no tener relación entre sí y hasta parecen incompatibles. Por ejemplo, la alquimia y mi obsesión por los objetos de papelería rosados y brillantes, el budismo y el estilo de vida victoriano, cosa que, aunque ahora puede parecer no tan compleja, me trae bastantes problemas.

¿Por qué? Casi es simple. Me cuesta mucho definir cómo o con qué influencia quiero tener o diseñar las cosas, cómo quiero que una imagen me represente en cuanto a "mi estilo" como artista o como diseñador gráfico, cosa que explica por qué siempre estoy cambiando la imagen de mis redes sociales, porque ni siquiera he sido capaz de acabar el diseño de mi página web gracias a mi indecisión en éste aspecto y el por qué hay una falta de un logotipo para mi trabajo artístico que realmente me haga sentir satisfecho.

Puede parecer una cuestión banal, pero para alguien que ha estado buscando esa identificación durante casi ocho años, es un asunto algo frustrante. Siendo que mi formación académica fue diseño gráfico, no suelo tener problemas al momento de crear una imagen para otras personas, pero al momento de yo inducirme a mis propios requerimientos para hacer algo para mí, es increíblemente difícil y poco satisfactorio, lo que me lleva comúnmente a episodios de silenciosa desesperación que sólo se van cuando tomo un buen libro del siglo pasado.




La pieza de "El Andrógino" toma sentido en éste aspecto de mi vida por el hecho de que, con tantos gustos distintos y preferencias casi contradictorias, me siento como un compuesto de todo, sin definición, sin estabilidad emocional o artística, lo cual sinceramente, desgasta bastante. Las siguientes semanas me gustaría dedicarme un poco a profundizar en éste aspecto, pero a veces las conclusiones de mis reflexiones me llevan a pensar que tal vez mi obra también está igual de indefinida, por ende me es tan complicado crear un símbolo, un representativo que pueda abarcar en algo tan abstracto una cantidad de expresiones y gustos que parecen infinitos.

Realmente no me queda mucho más que seguir experimentando, analizando y meditando respecto a mi andrógino emocional... sólo que, habiendo cumplido mi primer cuarto de siglo, todo esto comienza a traerme conflictos mentales que por momentos, me es difícil conciliar.


20 may. 2015

Red de extorsionadores de artistas.

¡Saludos! Hacía tiempo que no publicaba una entrada en mi blog, pero me pareció oportuno exponer una reciente experiencia en la cual una persona (o grupo de personas) intentaron someterme a un robo mediante la excusa de comprarme obras, con la esperanza de que si a alguien le ocurre algo similar, sepa detectar éste tipo de extorsión a tiempo.

En semanas pasadas, recibí un correo a mi cuenta artística de una persona solicitando la compra de varias piezas de mi trabajo, y dicha persona hablaba en inglés y especificaba que sus pagos eran a través de cheques. A primera vista no tenía nada de sospechoso, ya que la mayoría de mis compradores suelen ser extranjeros y los pagos en cheques también son comunes en esos casos, pero después empecé a ver un detalle algo raro. He aquí una captura de pantalla del correo con los datos del interesado:


No pude evitar notar que ésta persona prácticamente se presenta con tres nombres distintos: Dorothy Rudy, Mathew Rudy y Steven Rudy. De primera mano, quise creer que se trataba de un error, así que decidí responder a la petición como regularmente hago con los clientes. Le respondí que era más conveniente que me dijese cuáles eran las piezas que le interesaban, para saber si las tenía disponibles y así mismo darle sus características y si deseaba un catálogo, podía dirigirse a mi sitio web y allí encontraría mi galería. Me respondió a los pocos días con un listado de las obras que deseaba que le cotizara y las cuales, curiosamente, estaban dentro del listado de piezas que ya tengo publicadas como disponibles en mi web. Es decir, no se tomaron la molestia de hacer una selección, sino simplemente vieron las que ya había disponibles y esas pidieron.

Me pidió mi dirección para poder enviarme el cheque, pero le respondí que no podía enviarle datos si no me daba el tipo de banco que manejaba para asegurarme que pudiese cobrar el dinero, y me respondió exactamente con el mismo correo en el que pedía los prints y mis datos de información. Le pregunté una vez más sobre su banco, para ver si me había mandado el correo de nuevo por error, pero una vez más me mando exactamente el mismo correo pidiéndome los datos, y allí supe que definitivamente, se trataba de un extorsionador.

Ésta es la parte en la que vale la pena poner atención, ya que es el método que ellos utilizan para llevar a cabo la extorsión:

Después de mandarle una dirección alternativa para que llegase el supuesto cheque, me respondió que el cheque ya estaba en proceso de envío y que tardaría dos semanas en llegar, pero a las pocas horas, me volvió a mandar otro correo diciéndome que su banco se había equivocado y había enviado la cantidad incorrecta, por lo que yo debía depositar dicho cheque en mi cuenta de banco y que con eso automáticamente el dinero regresaría a su propia cuenta y ya después podría él mandarme el cheque real.

Lo que puede llegar a confundir a las personas al recibir éste tipo de correos, es que hasta cierto punto los bandidos responden a los usuarios de forma muy personal y por ende, parecer personas sinceramente interesadas en comprarte obra.

Les dejo aquí los datos de dirección personal que dejaba mi extorsionador, para que bloqueen dicha dirección desde ahora:

Dorothy Rudy
rudydorothy97@yahoo.com

 80, HEAVEN DRIVE,
 ABERDEEN,
 ABERDEENSHIRE,
 AB40 9HE
 UNITED KINGDOM

Mi caso no es el único, les dejo aquí una entrada de blog de otros artistas a los que han tratado de extorsionar de la misma manera y curiosamente, el mismo grupo de delincuentes, para que por cualquier cosa, puedan estar atentos a los datos de los extorsionadores.