10 oct. 2010

Cartas sobre la mesa.

Es el momento en el que (espero) grandes cosas ocurran en estos meses finales del 2010. Primeramente, me siento infinitamente agradecida por la cantidad de personas que me han abierto sus puertas últimamente. Sin duda me despediré del año repartiendo canastas de fruta por todas partes, y personalmente eso me tiene muy contenta, todo mundo me ha malcriado mucho éste año, hehe.


Primeramente me gustaría dar ya a conocer mis planes un poco más a fondo, con eso de que he contando un montón de versiones sobre mi nueva exposición, la que supuestamente sería inédita (Ahora ya está buena parte de la obra en mi espacio, sólo faltan unas 2 o 3 piezas por publicar) pequeño desliz que tuve, dado a que me comían las ganas de mostrar algo nuevo ya que éste año he sacado muy pocas obras. Finalmente he decidido a exponerla pronto, y en compañía de un colectivo muy especial y ambicioso en el que he tenido el honor de ingresar oficialmente.

La Luna Bicéfala sí se estrena éste año, tentativamente en Noviembre y con creces, ya que tengo confirmados bastantes sitios donde va a presentarse. Afortunadamente, seguirá exponiéndose durante el 2011 casi de forma itinerante en Guadalajara (donde ya hay bastantes lugares confirmados), Puebla, Zacatecas, Chiapas, entre otras entidades. Me siento satisfecha con el impulso que se le dará a ésta serie, en la que estuve trabajando casi un año, proceso que se alentó por problemas con mi cámara y distintas razones que por suerte, ya se han solucionado.


También tengo el gusto de tener a mis espaldas tres proyectos en los que estoy poniendo pincel, cámara y vena. Comenzando con la realización del primer proyecto discográfico de “The Bock”, un grupo correspondiente a la ciudad de Toluca, los cuales me siento honrada de que hayan depositado tal confianza en mi trabajo. Después, se me ha concedido el enorme honor y placer en realizar la parte visual de la primera publicación literaria de un excelente escritor y cercano compañero, Dago Anaya, en la cual estoy más que ansiosa por comenzar.

Y por último, pero ni por asomo menos importante, la posible construcción y diseño de un mural que se erigirá en la ciudad de Guadalajara, en la que pondré no sólo la idea, sino el pincel a trabajar (Aún quedan cosas por confirmar, pero se espera que éste proyecto quede establecido prontamente) Esto me tiene enteramente fascinada, implica un arduo trabajo y un posible cambio de domicilio por unas cuantas semanas, pero aún así es un trabajo grande, con mucho significado y el proyecto muralístico más grande que se ha dado en la ciudad, espero finalizando el año, dar más detalles sobre esto.


Espero despedirme del año con muchas cosas más, aunque aun es pronto para hacer resumen de lo hecho, pero sobra decir que tengo una sorpresa preparada para el 2011, la que vengo empezando a cocinar recientemente. Me despido con un sincero agradecimiento, que más delante, daré como se merece.