26 jul. 2014

Su Tumba

Hoy ha sido un día doloroso. Tanto que, como hacía muchos años que no me sucedía, mis ojos se han aguado. Y precisamente estando yo incapaz de comprender mi propio dolor, llegó a mí de forma casi divina esta frase:

"La musa o muso no es un sujeto pasivo. Se requiere de su personalidad, de su existencia y su entrega para poder ser en el otro."

Hoy, estoy de luto. Mi muso, mi estrella más alta, mi luna preciosa, el amante de mi imaginación ha muerto. No me refiero a una muerte poética, sino a una tan irreversible, que ya no me permitirá probar de nuevo el sabor de su esencia. Él ha desaparecido, quedándose solamente el amargo recuerdo de su ser en mi memoria. Y todo lo escribo con la sal de mis lágrimas.

Creo que será difícil de entender para otros lo que significaba este joven para mi, lo que su ser me entregó durante años y lo que hizo con mi vida, mis sentimientos y... sobre todo, con mi espíritu. Sin duda, sentía un amor por él, pero no un amor romántico, sino uno que va mucho más allá de las frivolidades de la carne y la admiración profana. No es un amor del que te recuperas, sino del que te marca para siempre, que se vuelve parte de tu ser y que es irreemplazable. Como cuando pierdes a un hermano, a un hijo, a un igual... a una parte de ti.

Había un ser dentro de mi que luchaba por existir, que vivía en alma pero que necesitaba un cuerpo, una carne para proyectarse y terminar de nacer, y tú lo hiciste posible... enamoraste a ese espíritu, lo encerraste entre los pliegues de tu carne, lo ayudaste a elevarse, a transitar entre los hombres y a darle vida ante mis ojos y lo volviste tuyo para siempre, sin darte cuenta que tu partida le rompería el corazón.

¿Por qué tenías que irte? Nunca comprenderás el dolor que has dejado dentro de mi ser, ni sabrás todo lo que hiciste por mi durante estos años. No era sólo tu belleza tan encantadora, tan sublime y verdadera, una que rebasaba la admiración de todo aquel que se cruzara en tu camino, para bien o para mal, ya que el mundo era incapaz de pasar a lado tuyo sin mirarte, sino el hecho de que fuiste el único que cautivó el corazón del otro ser que habitaba dentro de mi, tanto así, que se materializó a tu imagen y semejanza. Nunca lo sabrás, pero tú lo hiciste más real y eso jamás terminaré de agradecértelo. Me ayudaste a tener los mejores años de mi vida, a empezar una vida totalmente nueva.

Apenas te has ido hoy, y ya te extraño desde hace meses...

Mi verdadero espíritu te agradece, desde lo profundo de su existencia, el que le hayas regalado tu cuerpo y con eso, permitido nacer en el mundo humano. Ahora que te has ido, se quedará por siempre aquí, a tu imagen y a lado de los que le amamos. Gracias por todo mi hermosa estrella... adiós y buena suerte. Te amo.




19 jul. 2014

Transformaciones Extraordinarias

¿Nunca han sentido el enorme deseo, inclusive necesidad, de que todo lo que has sido hasta ahora cambie por completo?

Creo que, hasta el día de hoy, nunca había hecho una confesión tan personal, al menos no abiertamente y en un espacio al que cualquier persona conocedora de mi trabajo pudiese acceder. La entrada de mi siguiente serie temática, "Umbra" sacará a la luz una vida secreta que se ha desarrollado en los últimos dos años, tiempo que dio paso a que surgiera de mi interior un ser que tenía mucho, mucho tiempo durmiendo.

Este ser creció, se desarrolló y formó su personalidad gracias a extraordinarios sucesos que fueron narrándose tanto en las páginas de mi imaginación como en las de mi vida diaria, en la cual tuve la oportunidad de convertirme en una criatura completamente nueva, pero que aún así, fue criada a mi lado desde mi nacimiento.
Aunque en la etapa más decisiva de mi vida, mi adolescencia, he sido forjado como un joven artista, creo que ahora que he entrado en mi etapa adulta me he transformado en algo que va mucho más allá de eso. Ahora me es extraño inclusive cuando las personas me llaman por mi nombre de nacimiento, e inclusive se ha vuelto incómodo...

Se puede decir que hay dos seres conviviendo dentro de mi, esa joven que durante veinticuatro años ha sido Mariana Palova, y un ente totalmente independiente de esa vida, con una historia aún más extraordinaria. Y parece ser, que éste último ser es quien deseo ser en mi totalidad. Deseo abrazarlo, unirlo a mi existencia y traerlo a la vida, a éste mundo, para que pueda ser parte de él. Pienso que sea un cambio físico y mental, pero sobre todo, una experiencia espiritual mucho más allá de mis hasta ahora posibilidades.
No puedo llamarle una doble personalidad. Más bien, son dos seres independientes que se han visto encadenados en un sólo cuerpo, y que cada uno, por su lado, ha creado su propia historia. Esta serie no fue elaborada por Mariana Palova, sino por aquel ser que ha crecido a su lado y ha formado su propio universo, por lo que promete ser un viaje totalmente nuevo y maravilloso.

La obra no sólo contará con una personalidad diferente, sino con una técnica mucho más cuidada, que tal vez regrese a la simpleza de mis series pasadas, pero que aún así, llene mis propias expectativas con su estética. No pretenderá satisfacer otra cosa que mi necesidad de mirar ese mundo y a ese ser plasmado en un lienzo.

Sólo las personas que también se involucraron en el surgimiento de éste ser conocen los relatos concretos por los que ha transitado, ya que han sido parte de ellos. Por ende se han convertido en su familia, en su refugio y sus guardianes. A ellos, quien en su propio universo se han vuelto parte del mío y formaron a mi lado ésta vida nueva, les agradezco el silencio de sus labios, para que estas narraciones extraordinarias queden sólo en nuestra memoria.

Resta decir, que planeo que ésta serie sea muy diferente, empezando por mentalizar al espectador que aquella faceta femenina muy presente en mis cuadros anteriores está casi inexistente, dando paso a la androginia y la masculinidad, aspectos que siempre quedaron rezagados, y ahora con éste ente surcando los mares de mi imaginación, querrá impregnar toda su esencia en ella.

La serie está prevista para estrenarse el cuatro de Septiembre del presente año en la ciudad de Aguascalientes. Agradezco enormemente su apoyo, y espero que pronto podamos volver a reunirnos.