28 jun. 2010

Utah Arts Festival: En resumen...

¡No podría estar más satisfecha! A pesar de terribles contratiempos como el montaje, el viento, el calor insoportable y un vecino un poco más que tormentoso, el Festival de Arte de Utah ha sido una de las mejores experiencias que he tenido en éste año. Encantada resumo mi estadía de cuatro días en éste gigante evento artístico, al que han asistido miles de personas para disfrutar de la riqueza cultural y artística de la región, así como artistas invitados e internacionales.



Jueves 24 de Junio de 2010: ¡Día de montar! sin duda el más difícil de todos, estaba convencida de que las paredes de cardboard serían suficientes para soportar el viento veranero de Salt Lake City. Tenía lista una carpa en casa de mi tía, la cual me prestó generosamente, por lo cual decidí no rentar una en la oficina del festival. Qué sorpresa me llevé al darme cuenta que mi puesto era un tanto más bajito que los demás hehe, varias personas (muy altas por cierto) se dieron un buen golpe en más de una ocasión. El fuerte viento me atormentó durante toda la mañana, amenazaba con llevarse las paredes, de hecho una se partió a la mitad, casi estuve a punto de tirar la toalla con semejantes problemas. Afortunadamente se me asistió y se colocó madera de resistencia al puesto y así no hubo más problemas. La inexperiencia cobra, para el siguiente festvival ya sé con qué estaré lidiando :) A pesar de todas las complicaciones, el primer día fue muy bueno, a la gente le encantó mi trabajo y fue bien recibido en todo sentido y para finalizar un deleitante concierto de gaitas escocesas.

Viernes 25 de Junio de 2010: No hubo más problemas de viento. Excepto por mi vecino, quien todo el tiempo estuvo haciendo incapié (de forma bastante grosera) que si mi tienda llegara a caerse y se llevase la suya consigo, yo tendría que pagar por su trabajo perdido (¡Qué grosería!, especialmente por que no pude evitar notar que mi carpa ni siquiera tocaba la suya, es más, su cortina vertical estuvo constantemente empujando mi pared) A pesar de ello, éste día fue aún mejor que el anterior, me sentía encantada al notar que por la noche, mi puesto estaba rebosante de personas con deseos de adquirir una obra. Finaliza el día con una hermosa tocada de música celta.

Sábado 26 de Junio de 2010: EL mejor día de todos, en lo personal mi favorito. Excelente música folklórica todo el día, el viento estuvo a favor todo el tiempo y las personas estaban más que interesadas en mi trabajo. Inclusive pude vender mi única obra inédita impresa (por lo tanto la más costosa) "The Wait and the Noose" a un coleccionista privado. Incluso me entrevistaron para un periódico local.

Domingo 27 de Junio de 2010: Ultimo día del festival. Ha sido una experiencia increíble y de la que no me arrepiento de nada. Muchas oportunidades se han abierto para mí estos días, por lo tanto ya puedo asegurar una agenda llena para éste 2011. Finalizando el día con un espectacular concierto de jazz.

Mis obras más solicitadas en el Utah Arts Festival